Autodisciplina para nuestros hijos

Sus tácticas de disciplina no se tratan de tener  control sobre su hijo.  En su lugar, la disciplina se trata de enseñar a su hijo a controlarse a sí mismo. Los niños que aprenden la autodisciplina estarán mejor equipados para hacer frente a desafíos de la vida, manejar el estrés y tomar decisiones saludables, incluso cuando usted no esté presente.

¿Qué es auto-disciplina?

 El hecho de que un niño se comporta bien, esto no necesariamente significa que tenga autodisciplina. Niños que son autodisciplinados pueden optar por renunciar a la gratificación inmediata. Ellos pueden tomar buenas elecciones, independientemente de cómo se sienten.

Los niños que tienen autodisciplina pueden hacer frente a emociones incómodas en una forma saludable. Ellos han aprendido habilidades del manejo de la ira y son capaces de controlar el comportamiento impulsivo.  Ellos pueden responder con respeto cuando los adultos los corrigen y pueden asumir la responsabilidad de su comportamiento.

También han aprendido a tomar decisiones saludables por sí mismos analizando los pros y contras de sus opciones. En lugar de decir, "tengo que hacer esto porque mis padres así lo quieren",  ellos reconocen la importancia de tomar decisiones saludables.  Ellos pueden tomar buenas decisiones en cuanto a los quehaceres, las tareas, el dinero, la presión de grupo y el autocuidado.

Cuando los niños carecen de la autodisciplina, los padres a menudo terminan tomando una mayor responsabilidad en el comportamiento del niño. Regañar a un niño para que haga su tarea o dar repetidas amenazas para tratar de motivar a un niño para que haga las tareas a menudo significa que un padre ponga más esfuerzo para que el niño haga sus quehaceres.

Enseñar a los niños habilidades de autodisciplina cuando son jóvenes puede ayudar a lo largo de sus vidas. Las personas que nunca aprenden habilidades de autodisciplina tienden a luchar más para mantener hábitos saludables, incluso en la edad adulta. La gestión de trabajo de la escuela, el empleo, el dinero y las responsabilidades del hogar todos requieren autodisciplina.

Los adultos que carecen de la autodisciplina pueden luchar con problemas como la gestión del tiempo y la administración del dinero.

Ejemplos de falta de autodisciplina:

Un niño de 4 años de edad, interrumpe las conversaciones entre adultos en varias ocasiones porque no puede esperar su turno para hablar.

Un niño de 6 años de edad se levanta de su cama a la hora de dormir porque él (ella) tiene problemas para tolerar el aburrimiento y no le da sueño.

Un niño de 8 años de edad,  come comida chatarra en el momento en que sus padres no están poniendo atención.

A los 10 años de edad, se pasa su tiempo libre en la escuela jugando con sus lápices, en lugar de hacer su trabajo.

A los 12 años de edad, dice que quiere aprender a tocar el violín pero nunca lo practica.

Un joven de 14 años de edad, acepta un desafío de un amigo e intenta robar una barra de chocolate en una tienda.

Un joven de 16 años de edad, no puede resistirse a responder a un mensaje de texto mientras está conduciendo.

Un joven de 18 años de edad, elige pasar tiempo socializando en lugar de hacer el trabajo necesario para sus clases de la universidad.

Los ejemplos de auto-disciplina:

Un niño de 4 años de edad, pide ayuda a un adulto, en lugar de tomar represalias en forma agresiva, cuando un compañero toma su juguete.

Un niño de 6 años de edad, se viste justo después del desayuno sin necesidad de un recordatorio.

Un niño de 8 años de edad, se niega a unirse a sus amigos que se burlan de otro niño.

A los 10 años de edad, se sienta a hacer su tarea después de comer su merienda después de la escuela.

A los 12 años de edad, guarda el dinero que le dan cada semana hasta que pueda comprar un nuevo juego que ha estado esperando.

Un joven de 14 años de edad, le dice a sus amigos que no puede ir con ellos porque necesita estudiar para un examen.

Un joven de 16 años de edad, decide no ir a una fiesta con los amigos porque piensa que puede haber algo de consumo de alcohol o drogas en la fiesta.

Un joven de 18 años de edad, se niega a hacer trampa en un examen cuando su amigo le ofrece las respuestas.

La enseñanza de habilidades de auto-disciplina

Aprender la autodisciplina es un proceso de toda la vida y todos las personas, incluyendo a los niños,  tenemos que luchar y tomar decisiones de autodisciplina en varios momentos importantes. Dele a su niño las herramientas apropiadas para ayudar a practicar y resistir las tentaciones y retrasar las gratificaciones.

La buena noticia es que, cuanto más autodisciplinados su hijo se convierta, menos disciplina va a necesitar de usted. Cuando su hijo acepta la responsabilidad de su propio comportamiento, no será necesario utilizar tantas consecuencias negativas. En su lugar, usted será capaz de concentrarse en enseñar a su hijo nuevas habilidades y construir una relación sana.

Traducido por Mi Tutor, escrito por Ami Morin

® ©