Leyendo a los niños

En medio de dar consejos sobre la lactancia materna y las vacunas, los médicos le recomendarán a los padres que lean en voz alta a sus hijos desde el nacimiento, en virtud de una nueva política que la Academia Americana de Pediatría anunciará el martes.

Con el aumento del reconocimiento de que una parte importante del desarrollo del cerebro ocurre durante los tres primeros años de vida del niño, y que leer a los niños aumenta el vocabulario y otras habilidades de comunicación importantes, el grupo, que representa a 62,000 pediatras de todo el país, está pidiendo a sus miembros para convertirse en poderosos promotores de la lectura en voz alta, cada vez que un bebé visite al médico.

"Debería estar ahí cada vez que tocamos bases con los niños", dijo la Dra.

Pamela High, quien escribió la nueva política. Se recomienda que los médicos digan a los padres que se les debe "leer juntos como una actividad divertida y familiar de cada día" desde la infancia.

Esta es la primera vez que la academia - ha emitido recomendaciones sobre qué tanto tiempo las madres deben amamantar a sus hijos y aconseja a los padres a mantener a los niños lejos de las pantallas de tv hasta que tengan al menos 2 años- ha intervenido oficialmente en la educación de la alfabetización temprana.

Mientras que muchos padres con educación superior,  ya están leyendo poesía y tocando música de Mozart a sus hijos en el útero, no necesitan este consejo, la investigación muestra que muchos padres no leen a sus hijos con la frecuencia que los investigadores y educadores piensan que es crucial para el desarrollo de las habilidades de alfabetización que ayudan a los niños a tener éxito una vez que llegan a la escuela.

Lectura, así como el hablar y cantar, es  visto como importante en el aumento del número de palabras que los niños escuchan en los primeros años de sus vidas. Hace casi dos décadas, un estudio muy citado encontró que a los 3 años, los hijos de los profesionales más ricos han escuchado las palabras de millones más veces de las que tienen los de menor nivel educativo, los padres de bajos ingresos, dando a los niños que han oído más palabras una clara ventaja en la escuela.  Una nueva investigación muestra que estas brechas surgen ya en 18 meses.

De acuerdo con una encuesta del gobierno federal de la salud de los niños, el 60 por ciento de los niños estadounidenses de familias con ingresos de al menos 400 por ciento del umbral federal de pobreza - $ 95.400 para una familia de cuatro - leen a diario desde el nacimiento hasta los 5 años de edad, en comparación con alrededor de un tercio de los niños de familias que viven por debajo del umbral de pobreza, $ 23,850 para una familia de cuatro.

Hoy en día muchos padres de familia de todos los niveles sociales prefieren  comprar cada vez más los teléfonos inteligentes y las tabletas.  Los bebés aprenden a deslizar la pantalla antes de que puedan voltear una página de un libro y así, la lectura en voz alta puede estar pasando ya al olvido.

"La realidad del mundo de hoy es que estamos compitiendo con los medios digitales portátiles," dijo la Dra. Alanna Levine, una pediatra en Orangeburg, NY "Así que realmente se quiere armar a los padres con las herramientas y los fundamentos detrás de él por qué es importante seguir a los fundamentos de cosas importantes como los libros y la lectura ".

Leer en voz alta es también una manera de pasar el tiempo para que los padres que se cansan de la interminable charla de los bebés. "Es una manera fácil de hablar de algo que no implique hablar de cosas sin sentido como hablar de las plantas del jardín," dijo Erin Autry Montgomery, madre de un niño de 6 meses de edad, en Austin, Texas

Los niños de familias con bajos ingresos a menudo están expuestos muy poco a la lectura antes de entrar en ambientes formales de cuidado infantil. "Hemos tenido familias que no leen a sus hijos y en donde no hay tampoco libros en el hogar", dijo Elisabeth Bruzón, coordinador del capítulo de Instrucción en Casa para Padres de Niños Preescolares de Fairfax, Virginia,  un programa sin fines de lucro que envía  a voluntarios a las casas de familias de bajos y moderados  ingresos  con niños de 3 a 5.

Grupo de pediatras esperan que al alentar a los padres a leer a menudo y temprano,  pueden ayudar a reducir las disparidades académicas entre ricos y niños de familias de bajos ingresos, así como entre los grupos raciales. "Si podemos conseguir que los primeros 1.000 días de derecho a la vida optima", dijo el Dr. Dipesh Navsaria, profesora asistente de pediatría de la Universidad de Wisconsin Escuela de Medicina y Salud Pública, "vamos a ahorrar una serie de problemas más adelante y tendrá que ver mucho menos con la remediación de muchos problemas. "

Dr. Navsaria es el director médico del capítulo Wisconsin de Reach Out and Read, un grupo sin fines de lucro que recluta a 20.000 pediatras en todo el país para que repartan libros para las familias de bajos ingresos. El grupo está trabajando con otro grupo llamado “Too smal to fail” traducido como “demasiado pequeño para fracasar”, en un esfuerzo conjunto con la Fundación Bill, Hillary y Chelsea Clinton que tiene como objetivo cerrar la brecha de alfabetismo y vocabulario.

En la reunión anual en Denver, la  fundación Clinton Global Initiative, Hillary Rodham Clinton anunciará que Scholastic, la editorial de libros infantiles, donará 500.000 libros a Reach Out and Read.  También la organización “Too smal to fail”, está desarrollando materiales para distribuir entre los miembros de la Academia Americana de Pediatría para ayudarles a enfatizar el mensaje de la lectura en voz alta a los padres.

 

Fuente:http://www.nytimes.com/2014/06/24/us/pediatrics-group-to-recommend-reading-aloud-to-children-from-birth.html?_r=0

 

Image courtesy of David Castillo Dominici  at FreeDigitalPhotos.net