Ser buen padre de familia es más importante que la escuela

Tomando en cuenta todos los debates sobre cómo se deben educar nuestros hijos, puede ser una sorpresa enterarse de que los estudiantes dedican menos del 15 % de su tiempo en la escuela.

 

Si bien no hay duda de que la escuela es muy importante en la vida de nuestros hijos, varios estudios recientes nos recuerda que los padres son aún más importantes en la educación de los mismos .

Un estudio publicado a principios de este mes por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, la Universidad Brigham Young y la Universidad de California -Irvine , consideran que la participación de padres – como el revisar la tarea , asistir a reuniones y eventos de la escuela , discutir las actividades escolares a diario - tiene un influencia más poderosa en el rendimiento académico de los estudiantes que cualquier otra cosa que la escuela pueda proveer a los estudiantes.

Otro estudio, publicado en la Revista de Economía y Estadística , informa de que el esfuerzo realizado por los padres ( la lectura de cuentos en voz alta , la reunión con los maestros ) tiene un mayor impacto en el rendimiento escolar de sus hijos que el esfuerzo realizado por los docentes o los propios estudiantes.  Otro estudio llega a la conclusión de que las escuelas tendrían que aumentar sus gastos en más de $ 1.000 dólares  por alumno con el fin de lograr los mismos resultados que se obtienen con la participación de los padres.

Así que los padres son importantes - un punto claro apoyado por décadas de investigaciones que muestran que una parte importante de la ventaja académica de los hijos de familias acomodadas viene del " cultivo concertado de los niños " en comparación con el  estilo laissez -faire de la crianza de los hijos de las  familias de la clase trabajadora. Sin embargo, esta investigación también revela algo más: que para los padres de todas las clases sociales, no les es necesario comprar juguetes educativos caros o dispositivos digitales para darles a sus hijos una ventaja académica. Ellos no necesitan meter a sus hijos a clases de enriquecimiento o cursos de preparación de pruebas . Lo que tienen que hacer con sus hijos es mucho más simple: solo platicar con ellos.

Pero no cualquier platica.  Aunque la investigación muy conocida por los psicólogos Betty Hart y Todd Risley ha demostrado que los padres profesionales  hablan mucho más con sus hijos que los padres menos pudientes.   Esto resulta en una "brecha de palabras"  de 30 millones para el tiempo que los niños llegan a la edad de tres años.  Una investigación más reciente está refinando nuestro sentido de saber exactamente qué tipo de platica en casa da acogida al éxito de los niños en la escuela.  Por ejemplo, un estudio realizado por investigadores de la UCLA School of Public Health y publicado en la revista Pediatrics encontró que una conversación en ambos sentidos entre adulto y niño era seis veces más potente en la promoción del desarrollo del lenguaje que cuando el adulto hizo todo el hablar. Participar en esta reciprocidad de ida y vuelta les da a los niños la oportunidad de probar el lenguaje por sí mismos, y también les da la sensación de que sus pensamientos y opiniones son importantes. A medida de que crecen, esta confianza les ayuda a desarrollarse como abogadores asertivos de sus intereses mientras que los estudiantes de la clase trabajadora tienden a evitar pedir ayuda o discutir su caso con los profesores , según un estudio presentado en la American Sociological conferencia de la Asociación a principios de este año .

El contenido de las conversaciones de los padres con los niños importa también. Los niños que escuchan hablar de contar números en casa comienzan la escuela con mucho más amplio conocimiento matemático , informan investigadores de la Universidad de Chicago -conocimiento que predice futuros logros en el tema. La psicóloga Susan Levine, quien dirigió el estudio en palabras de los números , también ha descubierto que la cantidad que los niños y jóvenes escuchan hablar sobre las propiedades espaciales del mundo físico - como los objetos grandes o pequeños o redondos o puntiagudos - predicen habilidades de resolución de problemas de los niños mientras se preparan para entrar al kindergarten .

Mientras las conversaciones que tienen los padres con sus hijos cambian a medida que los niños crecen, el efecto de estos intercambios en el rendimiento académico sigue siendo fuerte. Y de nuevo, la forma como los padres hablen con sus hijos, estudiantes de secundaria, hace una diferencia. La investigación realizada por Nancy Hill, profesor de la Universidad de Harvard de la Escuela de Graduados de Educación, determina que los padres juegan un papel importante en lo que se conoce como, "socialización académica " - el establecimiento de expectativas y conexiones entre el comportamiento actual y objetivos futuros ( ir a la universidad , conseguir un buen trabajo). Participar en este tipo de conversaciones , Colina informa , tiene un mayor impacto en el logro educativo de los hijos que el ser voluntario en la escuela de un niño o de ir a las reuniones a las asociaciones de padres , o incluso llevar a los niños a las bibliotecas y museos. Cuando se trata de fomentar el éxito de los estudiantes, al parecer, no es tan importante lo que los padres hacen sino lo que dicen.

 

Escrito por Annie Murphy Paul@anniemurphypaul Traducido por Mi Tutor

Image courtesy of Stuart Miles at FreeDigitalPhotos.net