Ideas de aprendizaje durante el verano

Durante las vacaciones de verano muchos niños pierden algunas de las destrezas de lenguaje y los conocimientos de matemáticas que han adquirido durante el año escolar.

La mayoría de los padres aprovechan el verano para disfrutar junto con sus hijos de los días libres de tareas y proyectos, disfrutando muchas de las noches enfrente de la televisión o de los videojuegos. 

Pero aunque las vacaciones de verano no tengan horarios fijos y tareas obligatorias, las oportunidades de aprendizaje son totalmente diferentes a las  que se aprenden durante el año escolar ofreciendo a los niños posibilidades de explorar ambientes que no son tradicionales y ayudándoles a ampliar el pensamiento.  

A continuación le ofrecemos algunas ideas y consejos que usted puede poner en práctica durante el verano para hacer las actividades de día a día con sus hijos educacionales y divertidas a la misma vez.

 

Fomentando la lectura

Usted puede pedir a su hijo(a) ayudarle a escribir la lista de compras antes de ir al mercado.  Otras ideas pueden ser: encontrar los artículos de la lista en el supermercado, pedir a su hijo(a) que le lea en voz alta la receta mientras usted cocina la cena.  Puede aplicar estos mismos conceptos cada vez que sale con su hijo (a) al mercado, al doctor, al banco o cualquier otra actividad que hagan juntos.

 

Apagar la tele

En lugar de sentar a su hijo en frente de la tele, o dejándolo jugar videojuegos, pídale la ayuda cuando tiene que lavar ropa, cocinar o limpiar la casa. Le puede pedir que separe la ropa por colores, tamaños, texturas, como también apoyando en la cocina contando y midiendo los ingredientes necesarios para preparar la cena.   Estas son algunas de las actividades que usted puede aprovechar para mantener a su hijo (a) ocupado (a) mientras está aprendiendo cosas nuevas.

 

Mantener una rutina

Es importante seguir manteniendo una rutina aunque su hijo (a) ya no tiene el horario estricto de la escuela. Los niños se desarrollan mejor cuando saben qué esperar, así que lo mejor que puede hacer para ellos durante el verano es ser constante con la hora para dormir/despertar y comer.  Hasta puede involucrar a su hijo (a) a anotar en un calendario las rutinas, y ponerlo en un lugar donde toda la familia lo puedo consultar.

 

Tiempo familiar

Aunque usted trabaje, aproveche los días largos de verano para hacer actividades familiares fuera de la casa y divertirse con sus hijos. El simple hecho de salir a caminar con sus hijos puede ser una actividad divertida y educacional.   Una idea sería llevar con ustedes una cinta para medir, y animar a su hijo a buscar una planta que mida cierta altura, o encontrar el árbol con la mayor circunferencia.  Las salidas en familia son una muy buena oportunidad para estimular la creatividad e imaginación de sus hijos y a la misma vez mediante una comunicación abierta y honesta  tendrá la oportunidad de desarrollar  relaciones positivas y crecer juntos como familia.

 

Como padre, usted es la persona más influyente en la vida de sus hijos, y el verano le ofrece la oportunidad de ser  un maestro para sus hijos,  buscando oportunidades de aprendizaje en cada actividad y aventura.   Con un poco de creatividad y recursos, usted puede ayudar a sus hijos a descubrir  que el aprendizaje sucede también fuera de la escuela,  jugando, explorando y pasando tiempo en familia.  

 

Escrito por Iuliana Papuc