¿Cómo aprovechar la tecnología sin riesgos para los niños?

internet-clipart-RiAyAXrLT¿Le daría a su hijo un cuchillo? ¿Por qué? Un cuchillo es un utensilio muy útil en la cocina de cada hogar. Más allá de la cocina, un cuchillo puede hacer la diferencia en situaciones de emergencia. Pero en las manos equivocadas, puede convertirse en un arma peligrosa. Lo mismo sucede con las nuevas tecnologías y sus alcances. El mal uso de la tecnología, por falta de información o falta  de guía, es un riesgo latente para los hijos.

Los padres, al ser los primeros individuos con los que un niño tiene contacto, quieren y deben ayudar a sus hijos a aprender a interactuar con su entorno, y más específicamente, las nuevas tecnologías. Pero ¿cómo enseñarán a sus hijos a usar una computadora y navegar en Internet si ellos mismos no entienden su funcionamiento ni sus alcances? La falta de conocimiento sobre las medidas de seguridad al usar Internet es un factor importante en el incremento de los riesgos a los que los menores se exponen al utilizar dispositivos electrónicos que se conectan a la Web. Por esta razón, los pediatras recomiendan que los padres se informen sobre las medidas elementales para proteger a sus hijos, para después instruirlos en cuanto a las medidas de seguridad que deben tomar. Mientras más pronto, mejor, ya que los niños ahora parecen nacer familiarizados con las computadoras, tablets y smartphones y nos llevan clara ventaja.

Entre los riesgos a los que los menores son proclives se encuentra el ciberacoso, o cyberbullying, que se refiere a la agresión, acoso o burla contra una persona. Aunque esto puede afectar a personas de todas las edades, los niños son más vulnerables a sus efectos. Desinterés por aficiones, falta de apetito, cambios en su estado de ánimo, cambios en sus hábitos escolares y en cuanto al uso de la computadora o teléfono son señales a las que vale la pena prestar atención. Su hijo podría estar sufriendo de ciberacoso.

Otro riesgo son los depredadores en línea. De acuerdo con Luís Castro, experto en el tema, “un depredador en línea o depredador Web es una persona adulta que hace uso del Internet para explotar a niños y adolescentes, generalmente con fines sexuales”. Regularmente, las víctimas de estos depredadores son conseguidas por medio de las redes sociales, las salas de chat, e incluso videojuegos en línea. Con el creciente número de personas que se inscriben diariamente a las redes sociales, el buffet tiene más opciones para los depredadores.

El tercer riesgo del que hablaremos es la adicción al Internet. De la misma forma como un alcohólico no puede dejar de beber, una persona adicta al Internet no puede ‘despegarse de la computadora’. Estar desconectado es un verdadero martirio para el adicto al Internet, ya que necesita pasar más tiempo en algún juego, en las redes sociales o viendo videos. Si su hijo pasa cada vez más tiempo frente a la pantalla, descuida sus labores y tareas, se nota retraído o irritado si no está en la computadora, ¡Cuidado! Puede estar desarrollando adicción al Internet.

Por supuesto, Internet no es solo una fuente de peligros. El uso correcto de éste provee muchos beneficios. Por ejemplo, Internet y las computadoras han dado acceso al conocimiento científico en diferentes niveles y áreas de conocimiento. Antes era necesario acudir a las bibliotecas a buscar información para las tareas. El que tenía una enciclopedia se ahorraba la salida, pero tardaba buscando los datos requeridos. Ahora la información se encuentra a unos cuantos clics de distancia. Esto afecta positivamente el desempeño escolar de los hijos.

En el campo de la educación, la tecnología puede convertirse en uno de nuestros mejores aliados, ya que por su novedad y su variedad de recursos, ofrece maneras novedosas de fortalecer el aprendizaje. Sin darse cuenta de que en realidad están repasando contenidos de sus materias escolares, los niños pasan un buen rato jugando. El uso de videos educativos permite que los niños puedan observar lo que escuchan en clase, y así confirman el conocimiento. Los programas interactivos les ayudan a agudizar sus habilidades audiovisuales, la coordinación entre sus ojos y sus manos, fortalecer la memoria y otros procesos mentales involucrados en el aprendizaje.

Se ha escuchado que el Internet ha acortado las distancias. Esto en cierto modo es cierto. Las redes sociales, si son bien utilizadas y supervisadas, pueden facilitar la apertura de líneas de comunicación con familiares y amigos que no viven cerca. Sin dejar de lado la comunicación frente a frente con amigos, la comunicación digital puede ayudar a estrechar las relaciones de amistad al conversar y compartir imágenes y videos con personas que uno desea.

¿Qué es necesario entonces? Antes de dejar a los hijos navegar en ese mundo virtual, es necesario que los padres sepamos cómo nadar en él. Es mejor prevenir que lamentar, y más aun en el caso de nuestros hijos. Aquí algunas recomendaciones específicas:

- Se aconseja monitorear lo que nuestros hijos ven, no dejarlos solos frente a la computadora.

- Usar un antivirus, filtro o programa que bloquee contenidos peligrosos para niños.

- Establecer reglas sobre el horario y la cantidad de tiempo que se dedica a la utilización de la computadora u otros dispositivos.

- Revisar con quienes hablan nuestros hijos.

Estos pasos son muy sencillos y de esta manera, podemos sacar más provecho de esta herramienta tan útil como es el Internet, reduciendo drásticamente el peligro para los pequeños.

Escrito por Eduardo Méndez Gómez

Fuentes:

ABC.es (2013) http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20130613/abci-brecha-digital-ciberacoso-201306131110.html

Castro, Luis. (S/f) http://aprenderinternet.about.com/od/Glosario/g/Depredador-En-Linea.htm

Dominguez, Juan. (2014) http://www.sura.com/blogs/calidad-de-vida/ninos-tecnologia.aspx